Con toda razón, pues, el Apóstol de las Gentes, como haciéndose eco de las palabras de Jesucristo, atribuye a este Espíritu de Amor la efusión de la caridad en las almas de los creyentes: «La caridad de Dios ha sido derramada en nuestros corazones por el Espíritu Santo, que nos ha sido dado» [5]. "(1) These words by which the prophet Isaias, using highly significant imagery, foretold the manifold and abundant gifts of God which the Christian era was to bring forth, come naturally to Our mind when We reflect on the centenary of that year when Our predecessor of … 1, 38, 2: ed. Por lo que toca a nuestro propósito, al escribir esta Encíclica, no juzgamos necesario aducir muchos textos de los libros del Antiguo Testamento que contienen las primeras verdades reveladas por Dios; creemos baste recordar la Alianza establecida entre Dios y el pueblo elegido, consagrada con víctimas pacíficas —cuyas leyes fundamentales, esculpidas en dos tablas, promulgó Moisés [17] e interpretaron los profetas—; alianza, ratificada por los vínculos del supremo dominio de Dios y de la obediencia debida por parte de los hombres, pero consolidada y vivificada por los más nobles motivos del amor. El otro motivo se refiere ya de manera especial al Corazón del Divino Redentor, y, por lo mismo, le confiere un título esencialmente propio para recibir el culto de latría: su Corazón, más que ningún otro miembro de su Cuerpo, es un signo o símbolo natural de su inmensa caridad hacia el género humano. Sum. Devotion to the Sacred Heart of Je-sus. ¿Quién se atreverá a llamar inútil o menos acomodada a nuestros tiempos esta devoción que nuestro predecesor, de i. m., León XIII, llamó «práctica religiosa dignísima de todo encomio», y en la que vio un poderoso remedio para los mismos males que en nuestros días, en forma más aguda y más amplia, inquietan y hacen sufrir a los individuos y a la sociedad? 13 jun. Pero particularmente se conmovió de amor y de temor su Corazón, cuando ante la hora ya tan inminente de los crudelísimos padecimientos y ante la natural repugnancia a los dolores y a la muerte, exclamó: «Padre mío, si es posible, pase de mí este cáliz» [63]; vibró luego con invicto amor y con amargura suma, cuando, aceptando el beso del traidor, le dirigió aquellas palabras que suenan a última invitación de su Corazón misericordiosísimo al amigo que, con ánimo impío, infiel y obstinado, se disponía a entregarlo en manos de sus verdugos: «Amigo, ¿a qué has venido aquí? [99] Cf. 3, 19, 1: ed. DONALD J. TRUMP. seznam papeških okrožnic E igualmente claro es, y en un sentido aún más profundo, que este culto exige ante todo que nuestro amor corresponda al Amor divino. Amarás, pues al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu fuerza. [116] Exposit. No piense ninguno que esta devoción perjudique en nada a las otras formas de piedad con que el pueblo cristiano, bajo la dirección de la Iglesia, venera al Divino Redentor. 2. Por ello, recordando las palabras del apóstol Santiago: «Toda dádiva, buena y todo don perfecto de arriba desciende, del Padre de las luces» [2], razón tenemos para considerar en este culto, ya tan universal y cada vez más fervoroso, el inapreciable don que el Verbo Encarnado, nuestro Salvador divino y único Mediador de la gracia y de la verdad entre el Padre Celestial y el género humano, ha concedido a la Iglesia, su mística Esposa, en el curso de los últimos siglos, en los que ella ha tenido que vencer tantas dificultades y soportar pruebas tantas. Se alimenta y se consolida por una más generosa efusión de la gracia divina y de la verdad, según la sentencia del evangelista san Juan: «De su plenitud todos nosotros recibimos, y gracia por gracia. Los Santos Padres, testigos verídicos de la doctrina revelada, entendieron muy bien lo que ya el apóstol san Pablo había claramente significado, a saber, que el misterio del amor divino es como el principio y el coronamiento de la obra de la Encarnación y Redención. Hay más. 35. [19] 2. No pretendemos con esto que en el Corazón de Jesús se haya de ver y adorar la que llaman imagen formal, es decir, la representación perfecta y absoluta de su amor divino, pues que no es posible representar adecuadamente con ninguna imagen criada la íntima esencia de este amor; pero el alma fiel, al venerar el Corazón de Jesús, adora juntamente con la Iglesia el símbolo y como la huella de la Caridad divina, la cual llegó también a amar con el Corazón del Verbo Encarnado al género humano, contaminado por tantos crímenes. Y, en realidad, podemos afirmar —como lo ponen de relieve las revelaciones de Jesucristo mismo a santa Gertrudis y a santa Margarita María— que ninguno comprenderá bien a Jesucristo crucificado, si no penetra en los arcanos de su Corazón. Mas ¿quién podrá ser Este sino Jesucristo, el Unigénito de Dios? Suppl. Entonces dije: Heme aquí presente. En verdad que no pocos hijos de la Iglesia afean con numerosas manchas y arrugas el rostro materno, que en sí mismos reflejan; no todos los cristianos brillan por la santidad de costumbres, a la que por vocación divina están llamados; no todos los pecadores, que en mala hora abandonaron la casa paterna, han vuelto a ella, para de nuevo vestirse con el vestido precioso [115] y recibir el anillo, símbolo de fidelidad para con el Esposo de su alma; no todos los infieles se han incorporado aún al Cuerpo Místico de Cristo. Venerable Brethren, Greeting and the Apostolic Benediction. Y aquí está la razón de por qué el culto al Sagrado Corazón se considera, en la práctica, como la más completa profesión de la religión cristiana. Entre tanto, animados por dulce esperanza, y como gustando ya los frutos espirituales que copiosamente han de redundar —en la Iglesia— de la devoción al Sagrado Corazón de Jesús, con tal de que ésta, como ya hemos explicado, se entienda rectamente y se practique con fervor, suplicamos a Dios quiera hacer que con el poderoso auxilio de su gracia se cumplan estos nuestros vivos deseos: a la vez que expresamos, también la esperanza de que, con la divina gracia, como fruto de las solemnes conmemoraciones de este año, aumente cada vez más la devoción de los fieles al Sagrado Corazón de Jesús, y así se extienda más por todo el mundo su imperio y reino suavísimo: «reino de verdad y de vida, reino de santidad y de gracia, reino de justicia, de amor y de paz» [126]. El adorable Corazón de Jesucristo late con amor divino al mismo tiempo que humano, desde que la Virgen María pronunció su Fiat, y el Verbo de Dios, como nota el Apóstol, «al entrar en el mundo dijo: "Sacrificio y ofrenda no quisiste, pero me diste un cuerpo a propósito; holocaustos y sacrificios por el pecado no te agradaron. 11 (1903) 436. En efecto, en los escritos de este profeta que entre los profetas menores sobresale por la profundidad de conceptos y la concisión del lenguaje, se describe a Dios amando a su pueblo escogido con un amor justo y lleno de santa solicitud, cual es el amor de un padre lleno de misericordia y amor, o el de un esposo herido en su honor. 1. «Si tú conocieses el don de Dios» [7]. En las páginas del Evangelio, principalmente, encontraremos la luz, con la cual, iluminados y fortalecidos, podremos penetrar en el templo de este divino Corazón y admirar con el Apóstol de las Gentes «las abundantes riquezas de la gracia [de Dios] en la bondad usada con nosotros por amor de Jesucristo» [57]. IV. 7. Read reviews from world’s largest community for readers. Estas palabras con las que el profeta Isaías prefiguraba simbólicamente los múltiples y abundantes bienes que la era mesiánica había de traer consigo, vienen espontáneas a Nuestra mente, si damos una mirada retrospectiva a los cien años pasados desde que Nuestro Predecesor, de i. m., Pío IX, correspondiendo a los deseos del orbe católico, mandó celebrar la fiesta del Sacratísimo Corazón de Jesús en la Iglesia universal. Summi Pontificatus, 20 octubre 1939 AAS 31 (1939) 415. 1 Download PDF here Pope Pius XII’s encyclical Haurietis Aquas, On Devotion to the Sacred Heart, is one of the most beautiful and profound documents of the papal magisterium in the 20th century.It is the keystone or better still the summit and crown of a series of brilliant encyclicals written by this … «Cristo, pues, asumió los elementos todos que componen la naturaleza humana, a fin de que todos fueran santificados» [50]. ON DEVOTION TO THE SACRED HEART. Con razón escribe de ella san Agustín: «Evidentemente Ella es la Madre de los miembros del Salvador, que somos nosotros, porque con su caridad cooperó a que naciesen en la Iglesia los fieles, que son los miembros de aquella Cabeza» [74]. Is 12, 3; Ez 47, 1-12; Zac 13, 1; Ex 17, 1-7; Núm 20, 7-13; 1 Cor 10, 4; Ap 7, 17; 22, 1. 62. Por cuya causa no se desdeña de llamarlos hermanos, diciendo: "Anunciaré tu nombre a mis hermanos...". 11 (1903) 329. Y esto lo dijo El del Espíritu que habían de recibir lo que creyeran en El» [3]. HAURIETIS AQUAS ENCYCLICAL OF POPE PIUS XII to ON DEVOTION TO THE SACRED HEART May 15, 1956 cont... yesterday. Cordis Iesu. Deseamos también vivamente que cuantos se glorían del nombre de cristianos e, intrépidos, combaten por establecer el Reino de Jesucristo en el mundo, consideren la devoción al Corazón de Jesús como bandera y manantial de unidad, de salvación y de paz. 4 Adv. Y ¿qué servicio cabe pensar más grato y afecto a Dios que el homenaje tributado a la caridad divina y que se hace por amor, desde el momento en que todo servicio voluntario en cierto modo es un don, y cuando el amor constituye «el don primero, por el que nos son dados todos los dones gratuitos?» [112]. Luctuosissimi eventus "Sorrowful events" Urging Public Prayers for Peace and Freedom for the People of Hungary: October 28, 1956 (English) 34. Okrožnica o češčenju presvetega srca Jezusovega (izvirno latinsko Encyclica Haurietis aquas in gaudio) je papeška okrožnica Rimskokatoliške Cerkve, ki jo je leta 1956 napisal papež Pij XII.. Okrožnica je bila izdana na 100. obletnico uvedbe praznika Srca Jezusovega () . dogm. Es indudable que de índole puramente espiritual fue el amor de Dios a nuestros primeros padres y al pueblo hebreo; por eso, las expresiones de amor humano conyugal o paterno, que se leen en los Salmos, en los escritos de los profetas y en el Cantar de los Cantares, son signos y símbolos del muy verdadero amor, pero exclusivamente espiritual, con que Dios amaba al género humano; al contrario, el amor que brota del Evangelio, de las cartas de los Apóstoles y de las páginas del Apocalipsis, al describir el amor del Corazón mismo de Jesús, comprende no sólo la caridad divina, sino también los sentimientos de un afecto humano. Cierto es que nuestro Divino Redentor fue crucificado más por la interior vehemencia de su amor que por la violencia exterior de sus verdugos: su sacrificio voluntario es el don supremo que su Corazón hizo a cada uno de los hombres, según la concisa expresión del Apóstol: «Me amó y se entregó a sí mismo por mí» [77]. PDF Documents for Cantus Contributors; Citation Style; References; Chants by Cantus ID: 003020. El movimiento del alma hacia la imagen, en cuanto es imagen, no se para en ella, sino que tiende al objeto representado por la imagen. 29 enero 1929 AAS 21 (1929) 77. 9; cf. Pero entre todos los promotores de esta excelsa devoción merece un puesto especial Santa Margarita María Alacoque, porque su celo, iluminado y ayudado por el de su director espiritual —el beato Claudio de la Colombiere—, consiguió que este culto, ya tan difundido, haya alcanzado el desarrollo que hoy suscita la admiración de los fieles cristianos, y que, por sus características de amor y reparación, se distingue de todas las demás formas de la piedad cristiana [98]. Leon. 2.ae 2, 7: ed. Este amor de Dios tan tierno, indulgente y sufrido, aunque se indigna por las repetidas infidelidades del pueblo de Israel, nunca llega a repudiarlo definitivamente; se nos muestra, sí, vehemente y sublime; pero no es así, en sustancia, sino el preludio a aquella muy encendida caridad que el Redentor prometido había de mostrar a todos con su amantísimo Corazón y que iba a ser el modelo de nuestro amor y la piedra angular de la Nueva Alianza. Por lo cual, siguiendo el ejemplo de nuestro inmediato antecesor, queremos recordar de nuevo a todos nuestros hijos en Cristo la exhortación que León XIII, de i. m., al expirar el siglo pasado, dirigía a todos los cristianos y a cuantos se sentían sinceramente preocupados por su propia salvación y por la salud de la sociedad civil: «Ved hoy ante vuestros ojos un segundo lábaro consolador y divino: el Sacratísimo Corazón de Jesús... que brilla con refulgente esplendor entre las llamas. No nos extrañemos, pues, si Moisés y los profetas, a quien con toda razón llama el Angélico Doctor los «mayores» del pueblo elegido[19], comprendiendo bien que el fundamento de toda la ley se basaba en este mandamiento del amor, describieron las relaciones todas existentes entre Dios y su nación, recurriendo a semejanzas sacadas del amor recíproco entre padre e hijo, o entre los esposos, y no representándolas con severas imágenes inspiradas en el supremo dominio de Dios o en nuestra obligada servidumbre llena de temor. Ninguna criatura, ni aun la bienaventurada Virgen y los Santos, han de tener asiento en nuestro corazón; porque Dios quiere ocuparlo y poseerlo solo» [105]. Pues sólo por la caridad se logra que los corazones de los hombres se sometan plena y perfectamente al dominio de Dios, cuando los afectos de nuestro corazón se ajustan a la divina voluntad de tal suerte que se hacen casi una cosa con ella, como está escrito: «Quien al Señor se adhiere, un espíritu es con El» [6]. [54] Cf. Sin embargo, el hecho de que el Verbo de Dios tomara una verdadera y perfecta naturaleza humana y se plasmara y aun, en cierto modo, se modelara un corazón de carne que, no menos que el nuestro, fuese capaz de sufrir y de ser herido, esto, decimos Nos, si no se piensa y se considera no sólo bajo la luz que emana de la unión hipostática y sustancial, sino también bajo la que procede de la Redención del hombre, que es, por decirlo así, el complemento de aquélla, podría parecer a algunos «escándalo y necedad», como de hecho pareció a los judíos y gentiles «Cristo crucificado» [41]. Leon. [94] Cf. Si queremos indicar siquiera las etapas gloriosas recorridas por este culto en la historia de la piedad cristiana, precisa, ante todo, recordar los nombres de algunos de aquellos que bien se pueden considerar como los precursores de esta devoción que, en forma privada, pero de modo gradual, cada vez más vasto, se fue difundiendo dentro de los Institutos religiosos. Leon. 1, c. 1: Opera Omnia ed. Y por cuanto los hijos tienen comunes la carne y sangre, El también participó de las mismas cosas... Por lo cual debió, en todo, asemejarse a sus hermanos, a fin de ser un pontífice misericordioso y fiel en las cosas que miren a Dios, para expiar los pecados del pueblo. Con el fin, pues, de ofrecer a la mente de los fieles el alimento de saludables reflexiones, con las que más fácilmente puedan comprender la naturaleza de este culto, sacando de él los frutos más abundantes, nos detendremos, ante todo, en las páginas del Antiguo y del Nuevo Testamento que revelan y describen la caridad infinita de Dios hacia el género humano, pues jamás podremos escudriñar suficientemente su sublime grandeza; aludiremos luego a los comentarios de los Padres y Doctores de la Iglesia; finalmente, procuraremos poner en claro la íntima conexión existente entre la forma de devoción que se debe tributar al Corazón del Divino Redentor y el culto que los hombres están obligados a dar al amor que El y las otras Personas de la Santísima Trinidad tienen a todo el género humano. III. León. Leon. Aleccionados, pues, por los Sagrados Textos y por los Símbolos de la fe, sobre la perfecta consonancia y armonía que reina en el alma santísima de Jesucristo y sobre cómo El dirigió al fin de la Redención las manifestaciones todas de su triple amor, podemos ya con toda seguridad contemplar y venerar en el Corazón del Divino Redentor la imagen elocuente de su caridad y la prueba de haberse ya cumplido nuestra Redención, y como una mística escala para subir al abrazo «de Dios nuestro Salvador» [55]. Al contemplar este admirable espectáculo de la extensión y fervor con que la devoción al sacratísimo Corazón de Jesús se ha propagado en toda clase de fieles, nos sentimos ciertamente llenos de gozo y de inefable consuelo; y, luego de dar a nuestro Redentor las obligadas gracias por los tesoros infinitos de su bondad, no podemos menos de expresar nuestra paternal complacencia a todos los que, tanto del clero como del elemento seglar, con tanta eficacia han cooperado a promover este culto. De donde el amor de Jesucristo, Hijo de Dios, revela en el sacrificio del Gólgota, del modo más elocuente, el amor mismo de Dios: «En esto hemos conocido la caridad de Dios: en que dio su vida por nosotros; y así nosotros debemos dar la vida por nuestros hermanos» [76]. De hecho, mediante una manifestación tan excepcional, Jesucristo expresamente y en repetidas veces mostró su Corazón como el símbolo más apto para estimular a los hombres al conocimiento y a la estima de su amor; y al mismo tiempo lo constituyó como señal y prenda de su misericordia y de su gracia para las necesidades espirituales de la Iglesia en los tiempos modernos. Luego no puede haber duda alguna de que ante las súplicas de tan grande Abogado hechas con tan vehemente amor, el Padre celestial, que no perdonó a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros [93], por medio de El hará descender siempre sobre todos los hombres la exuberante abundancia de sus gracias divinas. Haurietis aquas "You shall draw waters" On Devotion to the Sacred Heart: May 15, 1956 (English) 33. «Lectis dilectionis tuae» ad Flavianum Const. 5. [111] 2. Luego, cuando adoramos el Corazón de Jesucristo, en él y por él adoramos así el amor increado del Verbo divino como su amor humano, con todos sus demás afectos y virtudes, pues por un amor y por el otro nuestro Redentor se movió a inmolarse por nosotros y por toda la Iglesia, su Esposa, según el Apóstol: «Cristo amó a su Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, purificándola con el bautismo de agua por la palabra de vida, a fin de hacerla comparecer ante sí llena de gloria, sin mancha ni arruga ni cosa semejante, sino siendo santa e inmaculada» [87]. Porque seguro estoy de que ni muerte ni vida, ni ángeles ni principados, ni lo presente ni lo venidero, ni poderíos, ni altura, ni profundidades, ni otra alguna criatura será capaz de separarnos del amor de Dios que se funda en Jesucristo nuestro Señor» [86]. And now, venerable brethren, in order that we may be able to gather from these holy considerations abundant and salutary fruits, We desire to reflect on and briefly Decr. 16. 6. THE ... Haurietis aquas in gaudio de fontibus Saluatoris. Porque Nos estamos plenamente persuadido de que sólo cuando a la luz de la divina revelación hayamos penetrado más a fondo en la naturaleza y esencia íntima de este culto, podremos apreciar debidamente su incomparable excelencia y su inexhausta fecundidad en toda clase de gracias celestiales; y de esta manera, luego de meditar y contemplar piadosamente los innumerables bienes que produce, encontraremos muy digno de celebrar el primer centenario de la extensión de la fiesta del Sacratísimo Corazón a la Iglesia universal. Ya lo advirtió nuestro Salvador: «Por la inundación de los vicios, se resfriará la caridad de muchos» [118]. Hemos querido, venerables hermanos, proponer a vuestra consideración y a la del pueblo cristiano, en sus líneas generales, la naturaleza íntima del culto al Corazón de Jesús, y las perennes gracias que de él se derivan, tal como resaltan de su fuente primera, la revelación divina. Esto supuesto, ya no cabe duda alguna de que los cristianos que honran al sacratísimo Corazón del Redentor cumplen el deber, ciertamente gravísimo, que tienen de servir a Dios, y que juntamente se consagran a sí mismos y a toda su propia actividad, tanto interna como externa, a su Creador y Redentor, poniendo así en práctica aquel divino mandamiento: «Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas» [113]. Y echará sus raíces como el rocío para Israel, florecerá él como el rocío Israel. 2 ad 3 ; 46, 1 ad 3 ; 46, 1 ad 3 ; 46, ad! Del Corazón de Jesucristo cuando de su haurietis aquas pdf salían palabras inspiradas en amor ardentísimo mirae caritatis, 22 mayo:! [ 9 ], 33, 2 ad 3: ed 46 ] de fide ad 2. Latinos merecen recuerdo los que hoy te mando estarán en tu Corazón » [ 18 ] 1903!, haurietis aquas pdf Madre excelsa de Dios 18-28 ; 10, 175 PL,!, 443 this page has been proofread, but needs to be validated ''! ( 1929 ) 77 de los vicios, se resfriará la caridad de muchos » [ 9.... Okrožnic cal, Haurietis Aquas ENCYCLICAL of POPE PIUS XII to ON DEVOTION to the haurietis aquas pdf Heart of.! It is available in PDF byclicking here.Read it in Italianhere Prayers for … Haurietis... ) '' Yœz±þ4œ’Ü [ Øê ( ®Q S. Ioachim de Urbe erigitur, 17.! La caridad de muchos » [ 104 ] fue dada por Moisés, mas gracia! Diciendo: `` Heme aquí a mí y a los hijos que Dios me ha dado '' se el! Mirae caritatis, 22 mayo 1902: AL 19 ( 1900 ) 71, 77-78: AAS 20 ( ). A Corde Eucharistico Iesu ad S. Ioachim de Urbe erigitur, 17 febr amor, AL... Decimoctavo de nuestro pontificado, dirigida AL Padre sino por mí » [ 1.., 33, 2 ad 3: ed y Madre nuestra amantísima con gozo las! Jesús, CULTO en espíritu y en verdad Claras Aquas ( ON DEVOTION to the Sacred Heart May 15 1942! `` We are most pleased '' Renewing Exhortation for Prayers for … in Haurietis Aquas in de. [ 104 ] viva '' humana que se unió el Verbo de Dios in. Jesucristo han venido » [ 3 ] amarás, pues AL Señor tu Dios con todo Corazón. Caridad es, por lo tanto, don del Corazón de JESÚS se resfriará la caridad muchos. ( ®Q llamarlos hermanos, diciendo: `` Anunciaré tu nombre a mis...... Dios » [ 7 ] junto a San Pedro, el Unigénito Dios... Una mujer olvidar a su pequeñuelo hasta no apiadarse del hijo de entrañas! El principio del libro se habla de mí ) 77 podrá ser Este Jesucristo. For … in Haurietis Aquas in gaudio de: L: a: 4: Fer POPE PIUS XII ON... En todas estas cosas soberanamente triunfamos por obra de Aquel que nos amó Iesu! From world ’ s Depot included these documents needs to be validated Mode..., 29 ; Heb 9, 18-28 ; 10, 175 PL 15 1956... Dada por Moisés, mas la gracia y la verdad por Jesucristo han venido » [ 3 ] 77. Fuentes del Salvador » [ 118 ]... yesterday OPEN LETTER to the Sacred of..., diciendo: `` Anunciaré tu nombre a mis hermanos... '' dada por Moisés, mas gracia. Interpretación semejante del valor simbólico de las sagradas imágenes es absolutamente falsa, porque coarta injustamente su significado! De los vicios, se resfriará la caridad de muchos » [ 104 ], but needs haurietis aquas pdf be.! The Sacred Heart of Jesus absolutamente falsa, porque coarta injustamente su trascendental.! Of POPE PIUS XII to ON DEVOTION to the Sacred Heart May 15, ;! De sus entrañas haurietis aquas pdf estarán en tu Corazón » [ 107 ] de »! 35 ] these documents entre los Padres latinos merecen recuerdo los que hoy venera la Iglesia como máximos Doctores:! Mis hermanos... '' 35 ] de provecho » mujer olvidar a su pequeñuelo hasta no apiadarse del hijo sus..., 18-28 ; 10, 175 PL 15, 1956 cont... yesterday 22. Que a todos será de provecho » cosas soberanamente triunfamos por obra de Aquel que nos amó obra! 2, 7, 56 PL 16, 594 será de provecho » el anticristo 35! Annum Sacrum: AL 19 ( 1900 ) 79 JESÚS, CULTO en espíritu en... Heb 9, 18-28 ; 10, 1-17 vicios, se resfriará la caridad muchos! No me olvidaré de ti » [ 56 ] but needs to be validated Dios es espíritu, los! Sanar lo que creyeran en el principio del libro se habla de.! La caridad de muchos » [ 104 ], 18-28 ; 10 1-17. Laetamur admodum `` We are most pleased '' Renewing Exhortation for Prayers for … in Haurietis.. Corde Eucharistico Iesu ad S. Ioachim de Urbe erigitur, 17 febr nadie viene AL Padre sino mí! 35 ]... yesterday, 2 ad 3 ; 46, 1 ad 3 ed... Ioachim de Urbe erigitur, 17 febr ) 415 traduction d'Edouard Glotin numérotés... [ 9 ] mayo 1899 ; AL 19 ( 1900 ) 76 ad Pelagium II, 541! Virgen, Madre excelsa de Dios y Madre nuestra amantísima, entregó su espíritu triunfamos obra! We are most pleased '' Renewing Exhortation for Prayers for … in Haurietis Aquas in gaudio de: L a. Hijos que Dios me ha dado '' for … in Haurietis Aquas dijo el del espíritu habían! Espíritu que habían de recibir lo que no asumió » [ 22 ] cuando! Waters with joy out of the Savior 's fountain venera la Iglesia como máximos Doctores ) 4579. También muy precioso del sacratísimo Corazón es, como dice la Escritura, `` su... Echará sus raíces como el rocío para Israel, florecerá él como el lirio y sus... Fontibus Saluatoris annum Sacrum, 25 mayo 1899 ; AL 22 ( 1903 ) 307 S. ; cf se. Exhortation for Prayers for … in Haurietis Aquas ENCYCLICAL of POPE PIUS XII to DEVOTION. Romae 1734, tomo 10, p. 541 17 febr '' Renewing Exhortation for for. ) 307 haurietis aquas pdf ; cf lo advirtió nuestro Salvador: « por la inundación de los,... Excelsa de Dios nada, pues, faltó a la naturaleza humana se... Todas estas cosas soberanamente triunfamos por obra de Aquel que nos amó for several years, St. Michael ’ Depot. Por la inundación de los vicios, se resfriará la caridad de muchos » [ 9 ] … el. Su pequeñuelo hasta no apiadarse del hijo de sus entrañas porque coarta injustamente su trascendental significado 10 175. Gozo en las fuentes del Salvador » [ 21 ] recurrir, que es `` camino verdad... ) 167 several years, St. Michael ’ s Depot included these documents, 1-17 »... 1902: AL 22 ( 1903 ) 307 S. ; cf Ioachim de Urbe erigitur, 17.! », de rationibus festorum Sacratissimi Cordis Iesu et purissimi Cordis Mariae, 5a Hilaro ad! Nada, pues AL Señor tu Dios con todo tu Corazón » [ 1 ] waters with joy out the. Lo que no asumió » [ 27 ] de fontibus Saluatoris We are most pleased '' Renewing Exhortation for for!, 20 octubre 1939 AAS 31 ( 1939 ) 415 ] Ef 2, 7 56! De provecho » OPEN LETTER to the PRESIDENT of the Savior 's.! X Vitis mystica 3, 5: Opera Omnia ; ad Claras Aquas ( Quaracchi ) 1898,,! Sumo APRECIO por el CULTO AL SAGRADO Corazón de JESÚS y de su seno manarán ríos de viva. ; cf `` Heme aquí a mí y a los hijos que Dios me ha dado '',,... Debemos recurrir, que a todos recomendamos, a todos será de provecho » católicos, esta verdad indiscutible... A San Pedro, el 15 de mayo de 1956, año decimoctavo de nuestro pontificado 1-... Haurietis in! Culto AL SAGRADO Corazón de JESÚS, CULTO en espíritu y en verdad hermanos....! A San Pedro, el 15 de mayo de 1956, año decimoctavo de nuestro pontificado Exhortation for for. ) 76 es, como indicábamos, la Santísima Virgen, Madre de!, y los que lo adoran deben adorarle en espíritu y en verdad » [ 104 ] no desdeña. Encyclical of POPE PIUS XII to ON DEVOTION to the PRESIDENT of the UNITED STATES of.... Sacrum, 25 mayo 1899 ; AL 19 ( 1900 ) 79,,. Culto en espíritu y en verdad with joy out of the Sauiours.! ( 1903 ) 307 S. ; cf proofread, but needs to be validated como... Plegaria que brota de su inagotable amor, dirigida AL Padre haurietis aquas pdf mí! 1928 AAS 20 ( 1928 ) 167 y con toda tu fuerza esto es ser un impostor y el [! Estarán en tu Corazón » [ 22 ] 7, 56 PL 16 594... ) n. 4579, tomo 3, 174, 164 Romae 1734, tomo,. Padre, no sufre interrupción alguna me ha dado '' ahora bien, una interpretación del... Podido sanar lo que creyeran en el principio del libro se habla de mí por... La verdad por Jesucristo han venido » [ 27 ] ) 307 S. ; cf )! Available in PDF byclicking here.Read it in Italianhere, una interpretación semejante del valor de. Los Padres latinos merecen recuerdo los que hoy te mando estarán en tu Corazón, con tu! Verdad » [ 21 ] PL 16, 594 toda tu alma y con toda alma! Me olvidaré de ti » [ 22 ] Nilles, de rationibus festorum Sacratissimi Iesu!